Box
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Pasad el mouse

Links Importantes

Últimos temas
» The Dark Circle {Elite}
Jue Ago 13, 2015 9:56 pm por Valkyria Skuld

» True History of Hogwarts [Afiliación Élite]
Jue Ago 13, 2015 9:56 pm por Valkyria Skuld

» En el agua claro, que brota en la fuente {Libre}
Vie Mar 13, 2015 3:42 am por Cateline

» La Pluma y la Ficción [Afiliación-Normal]
Miér Mar 11, 2015 6:54 pm por Valkyria Skuld

» Directrices de Vossed
Lun Feb 16, 2015 4:02 am por Ilúvatar


El ultimo cosmos 50x50 Rise of Polaris Amaranth The true history of Hogwarts

DIRECTORIOS
50x50



• ESTACIÓN •

-INVIERNO
- Duración: 10 meses
- Diosa: Hathor
- Precipitaciones: 850 mm.
- Máx. /mín. temperatura:
Diurna: 28/20ºC
Nocturna: 16/8ºC

contador de visitas
Contador de visitantes en Vossed Invitado


Comparte | 
 

 moribus et ethicam in bellum

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
avatar
Galafor Belfort
Templario
Cantidad de envíos : 58
Fecha de inscripción : 01/04/2011
Edad : 26
Localización : Por el mundo

Hoja del Personaje
Profesión:
Raza: HUMANOS
Estatus Social:
MensajeTema: moribus et ethicam in bellum   Lun Jul 30, 2012 3:08 pm

Ha tantas formas de nutrir un país como países hay en este mundo. Los hay que deciden ejercer un fuerte comercio y tratar de incentivar a los comerciantes mas astutos para que vengan a sacarse una buena cantidad de monedas. Los hay que prefieren dedicarse a la productividad en masa aun siendo ese un proceso que no está muy afinado. Incluso puede que sea el único de mi tierra que piense en un concepto tan colosal. Muchos países escogen llevar a cabo una fusión de todas las actividades anteriores y con el tiempo de su parte hasta prosperan y logran un gran nivel cultural, económico, social y político. Pero esos países deben de tener en cuenta dos factores. Que no están solos y que lo que ellos tengan lo van a codiciar otros tantos. Y ahí entra el tema de la guerra. En este tema no se va a tratar en si de los tipos de tropas, estrategias y demás, sino que lo plantearemos desde un punto de vista moral y ético.

Mis ojos no han tenido la poca fortuna de ver una guerra pero todos hemos visto algún veterano dando esos típicos discursos sobre sus antiguos enemigos a los que les guarda un rencor extremo que llegue a punto de hacer auténticas barbaridades impropias de caballeros que en su momento fueron aquellos combatientes. He sabido de gente que no soportaba tener a un elfo delante o quizás a un dhampir (ya de por si insoportables) porque vieron como estos degollaban o usaban retorcidos sistemas de tortura con sus camaradas. En cada noche van a ver esas caras de terror desolando su alma poco a poco, convirtiéndola en un amasijo de oscuridad que desemboca en suicidio o quizás en una rápida muerte por alcoholismo. Por esos viejos combatientes espero que esto llegue a los ojos de algún gran comandante que se dedique a la tortura para que se replantee su papel en la historia.

La moral y la ética debe de conservarse tanto dentro como fuera del campo de batalla. Los grandes mariscales de campo, además de separar la parte emocional de su parte militar, deben de saber buscar la corrección, el no ser abusivos con lo enemigos y dar el consecuente cuartel a aquellos que se rindan o no estén en condiciones de luchar. En mi sincera opinión un enemigo que se rinde pasa de ser enemigo a víctima de guerra, y estas han de ser atendidas siempre, en caso excepcional, bajo juramento de no empuñar de nuevo el arma hasta el fin del conflicto. Esta sencilla medida ahorraría muchos problemas y rencillas futuras, ayudaría al hermanamiento de las ciudades del que a veces oigo hablar y la colaboración muta entre individuos de esa sociedad sería mucho mas efectiva para levantar ambos países.

No se recomendaría la tortura excesiva con la salvedad (y aun ni así) de una información de importancia vital. Esas prácticas denigran la imagen de la patria del torturador, que se supone ha rendido juramento ante su rey para que su servicio embellezca la imagen de su tierra y no la convierta en la residencia de una panda de monstruos. Hay muchas historias de pueblos que tienen esa marca maldita por ser practicantes en su momento de amplios sistemas de tortura en los que la rumorología los tachaba de poco mas que demonios. Es el caso de los habitantes de Soyaren Gazz, vecinos de Tenasiar que, a pesar de la distancia entre ambos, muchas crónicas hablaban de enfrentamientos por el control de toda la ladera de las montañas que están situadas al oeste que, todo sea dicho de paso, tiene una excelente pero al mismo tiempo extraña variedad de caleidonias verdes y amarillas, perfectas para algunas pociones de magos. Los habitantes de Soyaren Gazz en aquellos enfrentamientos hicieron ver que el poderío en cuestión a comercio estaba presente pero planteaba un punto vital en las guerras: sabe con que comercia el enemigo. Y esta vez los comercios eran de venenos, contrataciones de asesinos y demás. Y ahora Tenasiar es una ruina con alguna excepción. Ahí podemos contemplar una gran falta de ética pero una aplicación mas que excesiva de ´´en el amor y la guerra todo vale´´. Aun a día de hoy y a pesar de los acontecimientos muchos miran de un lado a otro en los mercados de Soyaren Gazz.

Un ejemplo contrario es la gran capacidad táctica y ética de muchos mariscales de campo en Hisperia. Ellos suelen regirse por conductas decorosas, que llevan a una buena compensación por parte de las arcas reales, los impuestos del pueblo y de paso el cariño de este. Cierto es que hubo excepciones a su sistema de reclutamiento y ascenso en la escala de poder ya sea por una serie de circunstancias o bien por una especial genialidad que podía remitir la gravedad de los crímenes de guerra con aportaciones brillantes al arte de la ídem. Pero por norma general los mariscales de campo hisperianos son ejemplo de templanza y ética. Son los buenos en este gran mundo que es Vossed. Sobre ellos cae una de las mayores responsabilidades que se le pueda imponer a un hombre de Hisperia: la defensa de la ciudad en caso de asedio. Y ahí entra la incorruptibilidad de muchos de aquellos grandes hombres que han marcado grandes historias ante enormes invasiones de tribus bárbaras y orcas cercanas a tan bella ciudad llena de entretenimiento y belleza artística, procedentes de los grandes desplazamientos que hacen desde las llanuras del este.

Estos mariscales son criados para esa tarea y les enseñan los valores que la gente de la civilización acostumbra a practicar. En caso de guerra aunque algunos quizás no se unieran al combate sí que harían todo lo posible para manejar los hilos y precipitar una victoria a favor de los defensores de tan magna ciudad. En caso de guerra en el exterior es muy probable que las cosas continuaran de la misma forma dado que una invasión sería causa de fuerza mayor en los tiempos en los que esto se escribe. Las tropas hisperianas están compuestas de hombre que como tal han recibido formación y educación de lo mas variadas en unos campos u otros. con ellos quiero decir que no van a ser tropas perfectas y contemplarán a una mujer como quizás un manjar para los sentidos y los instintos que desean liberarse mas se confía en que los sargentos y comandantes sepan reprimir un poco a sus hombres.

En un concepto general, un ejército que actúa por la ética y no por los placeres y el deseo de enfrentarse a otros, es un ejército que triunfa, que deja alto el estandarte del reino o ciudad al que sirve. El general que respeta a los enemigos será posteriormente y por lo general respetado con igual trato al que haya dado, tanto por parte de sus captores como por parte de los libros de historia o los manuales de las grandes academias militares. En lo tocante a la moral también suelen regirse aquellos buenos comandantes y generales por mantener no solo alta la moral (ánimo) sino ser gente moral (ética) que sepa ver donde termina la guerra y empieza la legalidad y el código de caballeros. Tal linea es mas difícil de distinguir de lo que parece a excepción de casos en los que peligra la propia vida u otro tipo de circunstancias que tienen que ver precisamente con la falta de ética de algunos mandatarios de la propia patria o la ajena. Estos don conceptos (moral y ética) podrías tener una relación muy similar pero llena de sutiles diferencias.

Cierro este pequeño e incompleto ensayo deseando muchas victorias en la lucha por el conocimiento a los que lean este pequeño texto y deseo la mas grande de las suertes a los que dirigen a sus hombres con justicia, honor, rectitud, valor y sabiduría.

Galafor Belfort.
Volver arriba Ir abajo
 

moribus et ethicam in bellum

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Ѯ Off Topic Ѯ :: Relatos Sistrales-